19.4.07

¿ES EL EMBRIÓN UN SER HUMANO?


Dr. Jorge Cordero Valera
Instructor de CEPROFARENA

Hace unos días me encontraba en una reunión, y una persona me comentaba que no creía que un embrión podía ser considerado ser humano, solo lo era potencialmente porque era un conjunto de células que en algún momento se convertirían en un ser humano. Este hecho me motiva a ensayar una explicación, en la que trataré de usar un lenguaje no tan científicos, pero sí apoyado en conocimientos científicos. Tarea a la que invito al lector a acompañarme.



Empezaremos observando una piedra; esta puede ser blanquecina, grande, puntiaguda, estar sobre un cerro, y ocultar a un gusano, y puede en un par de años, ser gris, pequeña, redondeada y yacer en un río junto a un cangrejo. Por su parte, un árbol puede crecer y envejecer, dar muchos o pocos frutos, albergar nidos de pájaros o servir de columpio a un chimpancé, convertirse en mueble o en hoguera. ¡Que infinidad de circunstancias y de potencialidades están presentes en cada ser o individuo! Es decir que cada ser, sin dejar de ser el mismo, puede encontrarse en diferentes circunstancias, durante las diferentes etapas de su existencia, sin que por ello deje de ser lo que es, que es el primer punto que quisiera dejar en claro.



De lo mencionado, podemos decir que todos los seres contamos, por una parte con una circunstancia actual y por otra parte, una capacidad o potencialidad para encontrarse en otra circunstancia. Es decir que todos los seres tenemos la capacidad para llegar a varias, y a veces contradictorias circunstancias reales que pueden ocurrir en nuestra existencia, pero sólo una a la vez, como el vaso, que puede estar lleno o vacío, pero no las dos cosas al mismo tiempo. Así, puedo ser un próspero empresario hoy, y dentro de dos años puedo ser un mendigo, de acuerdo a una serie de eventos.


Se dice que algo «es», en la medida en que esté sucediendo, no en posibilidad. Así, una estatua es cuando está actualmente esculpida, no cuando está potencialmente en el bloque de mármol informe. La futura estatua de mármol lo será, sólo en cuanto va a convertirse en estatua. En conclusión, la circunstancia actual y la potencialidad son dos principios opuestos del mismo individuo.


Pero esa potencialidad es real; por ejemplo un perro, no tiene por si mismo la potencialidad de volar. Asimismo, nada que no sea humano tiene la potencia de convertirse en persona humana; sólo lo que ya es humano, puede ser humano.


El embrión humano no es un pre-ser humano, es un ser humano, por cuanto posee en si toda la información genética propia de su naturaleza, por eso es que tampoco podemos llamarlo pre-embrión. Su potencialidad reside en el desarrollo de lo que ya posee. Así, las células del ser humano poseen cada una en su núcleo 23 pares de cromosomas. Cada progenitor aporta a su descendencia la mitad de la información genética, en forma de un cromosoma de cada par; de la célula sexual masculina con 23 cromosomas, al unirse con la femenina con igual número de cromosomas, se forma un ser con sus 46 cromosomas, como todo ser humano (no estamos hablando acá de los casos de enfermedades asociadas a la alteración de los cromosomas), es realmente un ser humano y, con un potencial ilimitado, en cuanto ser humano que ya es. Es decir, su circunstancia actual es ser embrión humano, su potencialidad es que algún día por ejemplo sea político, periodista, carpintero, artista o médico.


El embrión humano dispone de una carga genética completamente humana y específicamente individual desde la fecundación. Se desarrolla continuamente desde ese momento; no hay saltos en ese desarrollo. Posee la potencialidad para convertirse en un ser personal siempre que no se le alteren las condiciones necesarias para su desarrollo. Éste no finaliza con el nacimiento sino que se extiende a lo largo de toda la vida. Incluso, después del período que sigue al nacimiento, el hombre necesita un marco adecuado para su completo desenvolvimiento.


Quisiera aclarar que el hecho de que el embrión tenga una carga genética completamente humana no es el único parámetro como para considerarlo como tal, pues todas las células del cuerpo humano también lo tienen, y no son considerados seres individuales (por eso es que podemos donar sangre u órganos), lo que pasa es que él es distinto a sus padres y capaz de vida autónoma que se va desarrollando como bebé, niño, adolescente, joven, adulto y anciano. Está dentro del vientre materno para nutrirse, dependencia que continuará luego de su nacimiento, por la lactancia materna; tanto dentro como fuera del vientre materno el embrión, feto o lactante morirían sin los nutrientes proporcionados por la madre, es decir que la dependencia existe tanto dentro como fuera del útero, no son diferentes.


Actualmente el águila americana se encuentra en peligro de extinción en Estados Unidos y el que mate un águila o robe o rompa uno de sus huevos, tiene pena de cárcel. En muchos países, quien extraiga huevos de tortuga sufrirá lo mismo. Significa esto que si rompo o robo un huevo se perderá uno de estos animales y es tan grave como matar a uno de éstos, pues si no fuera así, no sufriría la misma pena. Si bien es cierto, estos casos se refieren a especies en extinción, que no es el caso del género humano, sin embargo no deja de resultar paradójico que también se proteste (con justa razón), por el maltrato a las focas bebé, delfines o toros, y se rehuya el tema del maltrato a los no nacidos, como es el caso del embrión. Es que ¿Somos inferiores que los animales?


Acá apreciado lector, quisiera comentar que así como nada que no sea una manzana en esencia puede llegar a ser una manzana, es decir, una pera no puede ser manzana, ni un perro puede llegar a ser caballo, sólo quien ya es en naturaleza algo puede verdaderamente llegar a ser ese algo en todo su desarrollo. El embrión humano tiene una potencialidad, pero es siempre ya un ser humano; es decir, de dicho embrión, no se desarrollará una tortuga ni un gallo, exclusivamente se desarrollará un ser humano. Durante su formación no se alcanzarán estadíos intermedios o niveles de organización que pudieran corresponder a formas inferiores de vida de otras especies y que fueran por sí mismos viables y con sentido. El desarrollo humano tiende siempre hacia su configuración final y se completa sólo cuando se alcanza esa configuración definitiva. Caso que no sucede con los gametos, es decir el espermatozoide y el óvulo (conocido así impropiamente, pues su verdadero nombre es ovocito). Pues estos por si solos no devienen en un ser humano, a menos que ocurra la fecundación.


En el caso del embrión, son diferentes etapas de una misma vida, y no se puede disponer arbitrariamente de la vida humana en ninguna de las etapas de su existencia, de aquí nace el principio moral que condena el aborto y la eutanasia como un asesinato. Y aún mas grave por cuanto el atentado contra la vida recae sobre personas inocentes, vulnerables, sin voz e incapaces de defenderse.


Por ser una persona humana desde el momento de su concepción el individuo (en estado de embrión), tiene todos los derechos que cualquier otro ser humano en cualquier etapa de su existencia (ejemplo: en cualquier etapa de su existencia: escolar, adolescente, adulto, anciano).
Los abortistas son como modernos sofistas, es decir que hacen pasar mentiras en forma tan enredosa que si estamos poco advertidos nos pueden hacer caer o titubear. Por eso los invito a continuar visitando esta y otras páginas pro-vida, a fin de estar bien advertidos, no caer en estas mentiras, y poner en evidencia el engaño dañino de los abortistas.

6 comentarios:

  1. Hola, Jorge!

    Soy Sergio, desde España.

    has visitado recientemente mi blog.

    Ya he añadido a mi blñog el acceso a vuestra asociación, donde tenéis grabaciones para escuchar en internet.

    Como sabes, yo también colaboro contra el aborto en el blog de Yolanda.

    Yo, cuando alguna mujer me dice que un embrión, no es nada, simplemente le digo, que si no es nada, que hubiese hecho este experimento; que hubiesen matado a ella cuando era embrión, a ver si ahora estaría viva.. pues por eso desde la concepción es vida humana.

    Dios te bendiga! y a vuestra obra, ahora estoy escuchando tu coloquio de travesía por la vida, en la radio, se titula: La família: cuna y santuario..

    Me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Apreciado en Cristo Sergio,

    Hoy temprano me di con la sorpresa de que habías colocado el enlace a nuestro godcast, y me dio mucho gusto, espero que sirva de mucho para quienes acuden a tu blog, que está muy bien elaborado.

    Gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:46 a. m.

    Sevilla, 4 de noviembre de 2008

    Sres.

    Como cristiano perteneciente a la Iglesia Católica, me dirijo a la sociedad de creyentes para comunicarles lo siguiente:

    La raiz de todos los males sobre la humanidad se encuentra agazapada en la falsa ciencia. La Ciencia deslumbra a los hombres con falsos destellos de sabiduría que no tienen otro propósito que ocultar la Verdad. Mientras el hombre no sea capaz de quitarse la venda de los ojos y reconocer el engaño internacional a que nos tiene sometido la falsa ciencia, todos los intentos por evitar millones de muertes inocentes, será vano y estéril. Lo digo y no se me escucha, llamo y no se me abre…

    a) No actuamos como cristianos cuando despreciamos la palabra de Jesucristo colocándola en un nivel inferior a la palabra de un hombre, por muy “doctor” que sea éste. Si una teoría científica niega la existencia o la intervención de Dios en la creación del Universo y del Hombre, negando el valor a la palabra de Cristo, dicha teoría es falsa. Si una teoría científica, por muy avalada que esté por ilustres miembros de la ciencia, niega la existencia del alma, negando el valor a la palabra de Cristo, dicha teoría es falsa. Si el código ontológico de una ciencia permite la muerte inocente de niños en el seno materno, dicha ontología es una aberración, falsa y diabólica… La Palabra de Dios es la Verdad y como tal debe prevalecer por encima de cualquier palabra o consideración científica que se oponga o niegue la Verdad.

    b) En el Levítico se especifica que animales pueden comerse y cuales no, por considerarse inmundos. Muchas personas saben que los judíos y los musulmanes no comen carne de cerdo, pero lo que mucha gente ignora es que tampoco deben comer reptiles, liebres, ratas, angulas, buitres… y “todo animal que anda sobre la planta de los pies”(Lev. 11,27): los primates andan sobre la planta de los pies, por tanto son considerados como animales inmundos. Si los simios están considerados como carne inmunda, al mismo nivel que los ratones y los cerdos, ¿cómo se pretende que el hombre: “imagen y semejanza de Dios”, haya surgido de un antepasado inmundo? Si así fuera también el hombre sería inmundo ya que la inmundicia genera inmundicia. Por tanto, aceptar, enseñar y difundir que el hombre ha evolucionado de un animal inmundo: los simios, es una abominación.

    Pueden consultar una información más amplia y detallada sobre estos temas, en la dirección:

    http://www.laultimateoriageocentrica.com

    Y si prefieren ir directamente a los temas mencionados, les sugiero que lean el documento restante desde la página 154 (El Libro del Génesis, Una nueva interpretación)

    Un cordial saludo de Antonio Ruiz Palacín
    Siervo de Nuestro Señor Jesucristo

    ResponderEliminar
  4. Dios nos salve de tanta gente iluminada.... A ver, cristianos, vosotros creéis que un embrión es un ser humano, yo creo, junto a muchísima más gente, que no. Como da igual que se argumente con razones científicas, ya que según vosotros, cuando una ley científica se opone a un dictado moral católico, entonces esa ley es falsa, entonces da igual. Es una cuestión de respeto a la libertad de las personas, en este caso respeto a la madre, respeto a su derecho a decidir. La cuestión es simple, queréis imponer vuestro criterio sobre lo que es o no pecado y convertirlo en Ley. Eso nos devuelve al medievo, a la inquisición. En esta democracia, vosotros podéis vivir según vuestra Fe, no estáis perseguidos, no sois encarcelados por decir que hay vida después de la muerte, por creer en el alma y por no sé qué más historias sobre gente que va a un lugar llamado cielo, etc. Es decir, podéis vivir según vuestra llamada Fe. Pero, ¿y los que no pensamos como vosotros?. No podemos. Siempre intentáis meternos en la cárcel, porque tratáis de que vuestros pecados sean delito. Eso es injusto. Dejadnos vivir en paz.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:58 a. m.

    primero que nada la ciencia no es falsa , solamente intenta buscar la realidad de las cosa y lamentablemente para muchos pero faborablemente para mi hasta el momento ha descubierto gran parte de la verdad, como por ejemplo que el hombre puede dar vida por si solo, y asi muchas cosa mas, tambien que todo lo que ha descubierto lo ha comrobado , y no como muchas religiones incluyendo la catolica se tratan de explicar las cosas mediante mitos porque no pueden hacerlo de otra manera.... a pesar de que yo tambien soy catolico mi punto de vista es en completo acuerdo con los principios de la ciencia ya que la voluntad de dios fue darnos sabiduri superior al resto de los organismos que habitan la tierra, y hasta el momento con todo esto de los avances cientificos llevados a cabo hasta el momento es tan solo utilizar esa sabiduria, asi que esto tmbien es voluntad de dios..

    importante:
    no somos quienes para oponerse a los sucesos que ocurren en nuestro mundo,,,, amigo,,,, ese es trabajo de DIOS , el castigara a cada uno de nosotros. OK?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:07 a. m.

    muy buena explicación. detalla claramente como es que significa la vida de un embrion desde su concepción. muy bueno.

    ResponderEliminar