21.12.07

Chile: se constituye frente mundial de parlamentarios y gobernantes por la vida







“GLOBALICEMOS LA CULTURA DE LA VIDA”

Recogiendo el espíritu e impulsando el reto del II Congreso Próvida y la Declaración de Lima del 2005, en el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás, en Santiago de Chile, se ha constituido el FRENTE MUNDIAL DE PARLAMENTARIOS Y GOBERNANTES POR LA VIDA, en un evento que se llevó a efecto el 9 y 10 de Noviembre del 2007. El evento contó con la participación de 54 parlamentarios, (diputados, senadores y congresistas), gobernadores y políticos de 16 países de América Latina y Europa.

Durante el evento:

Se analizó diversas formas en las que se viene atropellando el derecho que fundamenta los demás derechos humanos: el derecho a la vida; y los ataques de los que es objeto la Familia, célula fundamental de la sociedad.

Se estableció la necesidad de formar en cada país, grupos de parlamentarios, gobernantes y políticos que defiendan a través de políticas de estado, leyes y otros medios a su alcance, tanto la vida desde la concepción hasta su muerte natural, como a la familia, defendiendo con ello la soberanía y la sobrevivencia de nuestras sociedades y naciones.

Como cierre se firmó la siguiente declaración por todos los asistentes:

“Como miembro del Frente Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida, estoy convencido que:

1. El primer derecho humano es el derecho a la vida, sin ningún tipo de discriminación por sexo, edad, raza, credo, situación socio-económica, estado de salud, origen o circunstancia en que la vida se hubiere concebido o cualquier otra condición.


2. Por tanto, todo ser humano debe ser protegido y respetado, desde el momento de la fecundación (concepción), esto es el momento en que comienza la vida humana, que luego seguirá un proceso de desarrollo natural.


3. Del respeto a la vida depende el respeto de todos los demás derechos de carácter individual, social económico y político.


4. La primera responsabilidad como legislador y gobernante es defender incondicionalmente la vida de cada ser humano y promover su dignidad.

Me comprometo a:

1. Respetar y hacer respetar toda vida humana, desde la fecundación hasta su muerte natural. El ser humano debe ser tratado como persona siempre, desde el instante inicial de su existencia.


2. Rechazar todo proyecto de ley o iniciativa que acepte o suponga cualquier tipo de práctica abortiva, eugenésica, eutanásica, de encarnizamiento terapéutico, mutilante, clonizante o que manipule la vida humana, cualesquiera sean los medios utilizados para ello u objetivos que pretenden justificarlos.


3. Denunciar toda acción atentatoria contra la vida humana, cualquiera sea su origen o motivación.


4. Promover y apoyar instituciones públicas o privadas que prioricen acciones de asistencia física, afectiva, médica y moral a las familias y muy especialmente a las mujeres en edad fértil, siempre dentro de los principios señalados.


5. Respaldar a la Directiva del Frente Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida en todas sus actuaciones y declaraciones públicas referidas a promover y defender estos principios.”

EE.UU.: divorciarse es malo para el medio ambiente




Separaciones llevan a aumento de hogares y eso supone un mayor derroche energético
WASHINGTON [AFP]. El aumento de los divorcios en todo el mundo tiene un impacto negativo para el medio ambiente, según un estudio publicado ayer en los Estados Unidos.



"El divorcio generalmente provoca el traslado de uno de los ex cónyuges y la creación de un nuevo hogar, por lo que hay un aumento de los terrenos y materiales dedicados a la vivienda", indica este estudio de investigadores de la universidad del estado de Michigan.


Las tasas de divorcio más elevadas condujeron a un aumento del número de hogares, lo que supuso un mayor derroche energético, constataron los investigadores.


En Estados Unidos, la proporción de hogares compuestos por divorciados saltó de un 5% en 1970 a un 15% en el 2000.


También se constató un alza de los divorcios en China, donde este nunca ha sido tan frecuente, destaca el estudio.


En el 2005, los hogares de divorciados estadounidenses gastaron un 56% más de electricidad y agua por persona que los hogares de casados, y utilizaron un 61% más de recursos energéticos por persona que antes de la separación.


Si los hogares de divorciados funcionaran con una eficiencia similar a la de los hogares de casados, en Estados Unidos se hubieran podido ahorrar más de 73.000 millones de kilovatios/hora de electricidad y 2,3 billones de litros de agua, añade el estudio publicado en los Anales de la Academia Nacional de las Ciencias estadounidense (PNAS). Los investigadores encuestaron 3.283 hogares en Estados Unidos entre el 2001 y el 2005 y encontraron que los hogares de divorciados registraron un incremento de 61% en el número de habitaciones por persona, mientras que los hogares de casados tan solo uno de 6%.

España: píldora del día siguiente no disminuye abortos de adolescentes en Asturias



MADRID, 03 Dic. 07 (ACI).-Una de cada cien adolescentes asturianas abortó el año pasado, según los datos oficiales de la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios del Principado. La cifra representa la mayor tasa de abortos de los últimos 18 años y confirma que el reparto de la píldora del día siguiente no resolvió el problema.

Asturias se ha convertido en la séptima comunidad autónoma española con mayor tasa de abortos juveniles. Según informó el diario La Nueva España, de 57 mil mujeres entre los 15 y los 24 años, 744 decidieron abortar en el año 2005.

El periódico informó que "el año pasado, en el Principado se distribuyeron 10.638 'píldoras del día después'" pero su dispensación no logró "frenar los abortos entre las adolescentes asturianas. En 2006, la tasa de interrupciones voluntarias del embarazo entre este grupo de población repuntó en Asturias hasta situarse a una décima del pico registrado en 2004, cuando se alcanzó el récord de abortos de adolescentes en el Principado desde finales de la década de los ochenta".

Para Amelia González, directora general de Salud Pública del Principado, las cifras indican "que algo está fallando en la formación de nuestras adolescentes en el ámbito afectivo-sexual".

Nicaragua: experto desenmascara campaña antivida para imponer aborto





MANAGUA, 04 Dic. 07 (ACI).-En un contundente artículo, el rector de la Universidad de Ciencias Médicas, Rafael Cabrera, salió al frente de los personas y entidades que insisten en legalizar el aborto en Nicaragua, aún contra la decisión del Parlamento de mantenerlo completamente prohibido en el país.

Según Cabrera, "en los últimos años, y con más intensidad desde que el crimen del aborto quedó plenamente penalizado en Nicaragua, se ha desatado una feroz campaña a nivel nacional e internacional, soportada por organizaciones nacionales, extranjeras y entidades gubernamentales allende de nuestras fronteras, que impulsan la cultura de la muerte sin importarles el atropello a nuestra soberanía, valores culturales, tradicionales, éticos y morales de la inmensa mayoría de la sociedad nicaragüense".

"Sin ningún hálito de seriedad ni de respeto, manipulan e inventan situaciones para hacer creer, a base mentiras y falsedades, que se está atentando contra la vida de las mujeres y que ocurrirá una mortandad como consecuencia de la plena penalización del delito de aborto", agregó.

Con "evidencias reales y comprobables", Cabrera asegura que esto es falso. Las cifras del Ministerio de Salud, "que lleva un control semanal de los principales eventos de salud en el país, demuestra, que en las primeras 47 semanas de 2007, la mortalidad materna descendió de 108 muertes que ocurrieron en 2006 a 83, lo que significa una disminución del 23% en el mismo período en 2007".

Las muertes maternas reportadas por el Ministerio de Salud, "incluyen todo tipo de muertes ocurridas desde el día que se inició el embarazo hasta 6 semanas después del nacimiento. (Muertes por accidentes, homicidios, suicidios, picaduras de serpientes, etc. catalogadas como muertes no obstétricas). 80% de estas muertes ocurren al final del embarazo (Eclampsia, Hemorragias, Infecciones post parto)", agrega.

Cabrera explica que "ninguna mujer ha muerto en Nicaragua por no habérsele practicado un 'aborto terapéutico', desde que se promulgó la ley en noviembre de 2006. Los casos publicitados han tenido componentes que pueden ser calificados como inevitables o por falta de recursos hospitalarios o negligencia médica".

"Estudios científicos y epidemiológicos llevados a cabo en Finlandia y California han demostrado que las mujeres que se someten a abortos aumentan en 4 veces la posibilidad de morir por suicidio, accidentes, homicidios y hasta por causas naturales, en el curso de 12 a 24 meses después de haber abortado, en comparación a aquellas que tuvieron su bebé. De manera que al evitar que aborten, se les está protegiendo de tener una muerte a corto plazo", indica.

Para Cabrera, "los promotores de la cultura de la muerte, no informan sobre estos aspectos, pues su único interés es el económico, tanto por matar al bebé como de la venta de los equipos con que se producen estas muertes. En nada valoran la vida, el futuro y el bienestar de las mujeres a quienes llevan al precipicio del aborto, que termina con la vida de su hijo y la de su espíritu".

20.12.07

Inglaterra: pareja de lesbianas demanda dinero a donante de semen para mantener niños







LONDRES, 05 Dic. 07 (ACI)




El diario Telegraph recogió el testimonio de Andy Bathie, un bombero inglés de 37 años de edad, que se ha arrepentido de haber ayudado a una pareja de lesbianas que deseaban engendrar hijos con semen donado. La pareja, ahora separada, ha exigido a Bathie una mensualidad para costear la manutención de los niños.

"Estas mujeres quisieron ser madres y asumieron todas las responsabilidades que ello conlleva. Nunca habría estado de acuerdo en hacer esto si no hubiesen representado una familia. Y ahora soy yo el que no me puedo permitir tener hijos con mi propia mujer. Me está ahogando económicamente", declaró Bathie.

Sharon y Terri Arnold, que se unieron en "matrimonio" homosexual, aseguraron al bombero que no tendría ningún vínculo ni responsabilidad futura en la manutención de los niños. El bombero solo vio a los niños un par de veces en su vida.

Pero tras su separación, Bathie fue requerido por la Agencia de Apoyo a Menores para que regularizara los pagos de manutención de los niños y cumplir con esta obligación (sostiene el bombero) le impide ahora formar su propia familia.

El hombre está protagonizando el primer proceso legal en Inglaterra destinado a eliminar sus responsabilidades como padre de los dos niños.

Bathie fue elegido por las mujeres entre sus amigos más cercanos pero su acuerdo no se plasmó por escrito."No investigué la parte legal de la cuestión y comprendí que, como cualquier pareja, ellas querían ser madres, no yo. Nunca fui papá. La única razón por la que estos niños están aquí es porque ellas querían tenerlos, lo que significa que se responsabilizarían de ellos", agregó.

Italia:víctima del cáncer, una oncóloga modifica su postura pro eutanasia






MILÁN, 10 dic 07 (ZENIT.org)




«Anteriormente partidaria de la eutanasia, la doctora Menard ha declarado en un reciente congreso en Milán que, desde que se descubrió enferma, su perspectiva sobre estos temas ha cambiado», publicó el 28 de noviembre el diario italiano «Avvenire».

El 26 de abril de 2005 «la mujer que había sido hasta entonces había muerto. El examen mostraba un tumor en la médula, un tumor incurable. Me miré en el espejo de casa: "imposible", me decía; me encuentro muy bien. Logré dormir sólo cuando me convencí de que se trataba de un error», cuenta la especialista.

Las páginas del diario recogen amplias citas del testimonio de la doctora Menard en la evolución de su enfermedad y de su postura ante la vida. Sigue en terapia. Padece un cáncer para el que no existe aún curación. Trabaja y lleva una vida normal. Se describe como laica no creyente.
«Conocí la imposibilidad, de golpe, de trazar cualquier proyecto. Era como tener delante un muro --reconoce la oncóloga--. El futuro sencillamente ya no existía» y «descubrí que existe todavía una palabra tabú, la palabra cáncer», pues «hay quien te teme, como si fuera contagioso».

Vaciló en someterse a terapia, consciente de que no habría curación. «Quería permanecer todavía entre los sanos», dice. Se sucedían las noches difíciles, pues, como alerta, «cuando tienes un cáncer lo que cuenta son las noches». Finalmente eligió la terapia.
«Algo en mí reaccionó. Aún sin meta de curación, prolongar la vida algunos años, de improviso, se convirtió en mí en algo fundamental; quería vivir hasta el final», relata.

«Cambió la conciencia de la vida misma. Cuando estás sano, piensas que eres inmortal. Cuando en cambio tu final ya no es virtual, la perspectiva se da la vuelta», expresa.

«También yo, antes, hablaba de "dignidad de la vida", una dignidad que me parecía mellada en ciertas condiciones de enfermedad. Como sano se piensa que pasar por que te laven o te den de comer es intolerable, "indigno". Cuando llega la enfermedad, se acepta hasta vivir en un pulmón de acero. Lo que se quiere es vivir. No hay nada de indigno en una vida totalmente dependiente de los demás. Es indigno más bien quien no logra ver en ello la dignidad», subraya.

En su itinerario por la quimioterapia, la doctora Menard reflexiona sobre el debate de la eutanasia y sobre el caso de Eluana, la joven italiana en estado vegetativo cuyo padre quiere dejar morir.
«¿Pero sabemos que esa joven no tiene ningún cable que desconectar? --advierte la oncóloga--. ¿Que la hipótesis es la de dejarla morir de hambre y sed? ¿Sabemos que "estado vegetativo permanente" no quiere decir que no exista ninguna actividad cerebral? En un reciente trabajo científico se ha demostrado que si se pone ante los ojos de uno de estos enfermos una fotografía de personas queridas, y se hace una resonancia magnética, se ve la puesta en marcha de una actividad cerebral. ¿Cómo se puede decidir suspender la alimentación?».

En síntesis, para la doctora Menard «el favor de muchos por la eutanasia se explica con un tipo de exorcismo inconsciente, un deseo de alejar de sí la posibilidad de la enfermedad y del dolor»; pero «cuando te encuentras ahí, cambias de idea».

Insiste en que la verdadera petición de los enfermos es la de no sufrir: «Debe hacerse todo lo posible contra el dolor», pide.

«La verdadera batalla, dice, es contra el dolor. No [una batalla] por una muerte que, en la experiencia amplísima del Instituto de los Tumores, los "verdaderos" enfermos no piden. Reclaman, en cambio, no ser abandonados», escribe «Avvenire».

Y cita de nuevo a la doctora Menard, quien admite: «Temo que la eutanasia pueda ser la lógica que avance si de muchos enfermos, cuando mueren, se dice sólo: "por fin"».

EE.UU.: Actor Salvó a un bebé del aborto de rodar película "Bella"












WASHINGTON D.C., 11 Dic. 07 (ACI)

En una entrevista concedida a LoveMatters.com, Verástegui relató que decidió participar en una actividad pro-vida en California como parte de su investigación sobre la película.

"Llegué a la clínica y olvidé la película. Me impactó ver esas mujeres tan jóvenes de 15, 16, 17 años, ingresando ahí con rostros tristes y lágrimas. Me rompió el corazón y no estaba entrenado para ayudar", recordó.

Uno de los activistas pro-vida le pidió ayuda para establecer un diálogo con una pareja de jóvenes mexicanos que solo hablaba español. La pareja lo reconoció por su trabajo en telenovelas, conversaron durante 45 minutos y les ofreció toda la ayuda posible, incluyendo su número telefónico.

Unos meses después, Eduardo recibió una inesperada llamada. La pareja tuvo a su hijo y lo bautizó como Eduardito. Ellos querían que el actor conociera al niño.

"No podía hablar. Ha sido el momento más emocionante de mi vida. Me cambió la vida, fue hermoso. Fui a visitarlos y pude cargar al pequeño Eduardito. Por la gracia de Dios, tuve la oportunidad de salvar a ese bebé", señaló.

Argentina: Primeras Comuniones para reparar los pecados contra la vida



Río Grande (Tierra del Fuego), 14 Dic. 07 (AICA) Un grupo de niños y adolescentes, de entre 11 y 15 años, de la ciudad de Río Grande, en la lejana e inhóspsita Tierra del Fuego, ofrecieron su primera comunión solemne, que recibieron el domingo 2 de diciembre, en reparación por los pecados que se cometen contra la vida, en un gesto -según narró el padre Silguero, de la parroquia de la Sagrada Familia-, “que nos conmovió a todos”.




Ver noticia completa






27.7.07

Aborto: Mito y realidad

ABORTO: MITO Y REALIDAD [1]


Por Jorge Scala


1. Proemio: Haré una revisión crítica de las estadísticas, en torno al aborto procurado. En todos los países que legalizaron tal práctica, el principal "argumento" esgrimido, fue la difusión de diversas cifras -no comprobables-, en torno al tema. La repetición de tales números, en verdaderos operativos de prensa, fueron volcando la opinión pública a favor del homicidio prenatal, de modo que dejara de ser considerado un crimen abominable, por el común de la gente.

El uso sistemático de información falsa, obliga a un estudio serio de las estadísticas. Para esta revisión, tomaré los principales mitos esgrimidos en favor del aborto, y los cotejaré con estadísticas de fuentes inobjetables. Como verá el lector, las conclusiones resultan lapidarias.

2. El mito que despenalizando el aborto disminuiría su incidencia: Esto se afirma dogmáticamente, sin expresar un motivo concreto de cual sería la causa de que, al legalizar el crimen intrauterino, disminuiría su incidencia. Al respecto, las estadísticas muestran empíricamente, exactamente lo contrario. En efecto:

2.a. En todos los países que despenalizaron el aborto, tanto el número como la tasa de abortos aumentaron notablemente. Veamos algunos ejemplos:

En Gran Bretaña, la cifra inicial de abortos legales, corresponde a 1.969, con 49.829. Esta práctica se había elevado a 185.415 durante el año 2.004 [2], lo cual implica un aumento del 272%, en sólo 35 años.

En EE.UU., la cifra inicial de abortos "legales", fue de 57.160 en el año 1.967. En 1.996, el número total de abortos fue de 1.504.790; es decir un crecimiento del 2.632,59% en treinta años. El total de abortos legales efectuados entre ambos años en EE.UU., fue de 36.405.760 [3].

En España, según los registros del Ministerio de Sanidad y Consumo e Instituto Nacional de Estadística, la cifra inicial de abortos "legales" fue de 467, en el año 1.986. En el 2.004, la cifra trepó hasta 84.985, lo que implica un aumento del 18.198,07%, en menos de 20 años.

Destaco que en todos los países que legalizaron el homicidio intrauterino, las estadísticas muestran efectos similares. En conclusión: cuando se despenaliza el aborto, éste se incrementa continuamente.

2.b. Por el contrario, Polonia es el único país en el mundo que tenía una ley muy permisiva de aborto -durante la dictadura marxista-, y la modificó por otra con muchas restricciones -al recuperar la libertad política-. Este caso es importante, para prever el impacto de una política pública, en torno al aborto. En dicho país, el número máximo de abortos se produjo en 1.970 con 168.600, rigiendo el aborto sin restricciones. En 1.993, el Parlamento modifica la legislación, dejando únicamente como no punible, al aborto en caso que corra peligro la vida de la madre. Las cifras resultan elocuentes:

Año Número de abortos
1.993 1.208
1.994 782
1.995 559
1.996 431
1.997 3.171 [4]
1.998 312
1.999 151
2.000 138
2.001 123
2.002 159 [5]

Las estadísticas totales mundiales, nos hacen llegar a la misma y única conclusión posible: hay una relación directa entre la despenalización y el aumento exponencial del número de abortos. A la vez, también se da la relación inversa; es decir que, frente a la penalización del aborto antes permitido, disminuye tanto el número como la tasa de abortos.

3. El mito de identificar el aborto legal, como si fuera seguro: Aunque sea legal, ningún aborto es seguro para la gestante [6]. Las mujeres pueden sufrir serios daños físicos, psicológicos y emocionales, e incluso la muerte, como resultado de abortos legales practicados en las mejores condiciones sanitarias. Por ejemplo, en EE.UU. se han registrado 351 mujeres muertas al practicarse abortos "legales", entre 1.972 y 1.999 [7]. Además, de las 68.000 muertes maternas anuales debidas a abortos "inseguros", casi la mitad ocurren en la India -27.200 muertes anuales-, donde el aborto es legal [8]. Por tanto, la legalización del aborto no lo convierte en una práctica "segura", ni siquiera en los países con medicina avanzada. Es muy abundante la bibliografía científica, que recoge los importantes daños físicos y psíquicos del aborto; por razones de espacio no la puedo citar.

4. El mito que el aborto legal, sería más seguro que el parto: Este es, cronológicamente, el último mito propagado por los cultores de la muerte. También es completamente falso. Veamos:

El estudio más completo al respecto, es el realizado en Finlandia, donde se estudiaron los registros de nacimientos y abortos, de todas las mujeres finesas entre los 15 y 49 años. El seguimiento abarcó el período comprendido entre los años 1.987 y 2.000. El resultado final muestra las siguientes tasas de muertes maternas, cada 100.000 mujeres:

Embarazo terminado en parto: 28,2
Embarazo concluido por aborto espontáneo: 51,9
Mujeres no embarazadas: 57,0
Embarazo finalizado por aborto provocado: 83,1

En consecuencia, las mujeres que se han provocado un aborto tienen 2,95 más veces de probabilidades de morir, que aquellas que dan a luz a sus hijos [9].

Otro estudio del mismo equipo -tomando la misma fuente de información-, concluyó que el 94% de las muertes maternas relacionadas con el aborto en Finlandia, no son identificables a partir de los datos de la partida de defunción [10]. Este hecho concreto, hace posible manipular las estadísticas, al tomar sin examen crítico alguno, los datos provenientes del Registro Civil.

En los EE.UU., una investigación que abarcó los certificados de defunción, correspondientes a los pagos de partos y abortos, de unas 173.000 mujeres de bajos recursos en el Estado de California, concluyó que aquellas que abortaron tenían el doble de posibilidades de morir, respecto de las mujeres que habían dado a luz. Asimismo, las que abortaron tenían un 154% más de probabilidades, de acabar con su propia vida mediante el suicidio [11].

Con respecto al suicidio, otro estudio realizado en Finlandia, concluyó que la tasa de suicidios cada 100.000 mujeres, fue casi seis veces mayor en las mujeres que se provocaron un aborto, con relación a las que dejaron nacer a sus hijos. En efecto:

Embarazo terminado en parto: 5,9
Tasa general anual para toda mujer: 11,3
Embarazo concluido por aborto espontáneo: 18,1
Embarazo finalizado por aborto provocado: 34,7 [12]

La conclusión científica unánime, es que resulta mucho más riesgoso para toda mujer practicarse un aborto, que dar a luz a su hijo.

5. El mito de que la legalización del aborto reduciría la mortalidad materna: De todos los argumentos falsos, éste es el que se reitera con más insistencia, posiblemente por el impacto que causa en el imaginario colectivo. Por tal motivo, sintetizaré varios trabajos de primera línea, y de fuentes ideológicamente abortistas, que desmienten categóricamente tal mitificación.

5.a. La atención especializada del parto es esencial, para disminuir la mortalidad materna: Científicamente, hoy resulta indiscutible, que la acción principal para la disminución de las muertes maternas, es lograr que el 100% de las embarazadas sea atendida por personal especializado; tanto antes, como durante y después del parto. Dicha atención incluye la provisión de medicamentos, infraestructura, transporte y posibilidad de derivaciones a centros de mayor complejidad. Esto lo afirma hasta el Fondo de Naciones Unidas para Actividades en Población (FNUAP), que es uno de los principales promotores del aborto a escala planetaria [13].

Asimismo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) [14], otra institución promotora del aborto en todo el mundo, el descenso más pronunciado en las tasas de mortalidad materna en el mundo desarrollado, tuvo lugar entre 1941 y 1951 -mucho antes de que fuera legalizado el aborto-, y coincidió con el desarrollo de técnicas obstétricas, y con mejoras en el estado general de salud de la mujer. La evidencia muestra, que también en los países en vías de desarrollo, que han logrado una reducción en las tasas de mortalidad materna, el factor crucial ha sido la aplicación de estas políticas, y no la legalización del aborto [15].

Las estadísticas de todo el mundo muestran de forma inequívoca, la correlación entre el tipo de atención calificada del parto y las tasas de muertes maternas. El siguiente cuadro permite visualizarlo perfectamente:

Región Muertes maternas Porcentaje de partos
x 200.000 nac. vivos sin atención calificada

América del Norte 9.1
Europa y los Balcanes 45.3
Latinoamérica y el Caribe 146.8
Medio Oriente y Norte de Africa 175.9
Asia Oriental y Pacífico 189.1
Sur de Asia 430.2
Africa Subsahariana 967.5 [16]

5.b. No hay correlación estadística entre las leyes sobre el aborto y la mortalidad materna: Al analizar comparativamente las legislaciones de los países respecto del aborto, y correlacionarlas con las tasas de mortalidad materna, la conclusión es que no existen ni una correlación estadística ni bases científicas, para afirmar que a mayor liberalización de la legislación con respecto al aborto, disminuya la mortalidad materna. Hay países donde el aborto es ilegal o muy restringido -donde se presumen altos índices de abortos clandestinos-, que tienen menores tasas de mortalidad materna, que otros donde esta práctica es legal y se lleva en condiciones “seguras”. Por ejemplo, de las 529.000 muertes maternas -por todas las causas- calculadas el año 2.000, un 25% es decir 136.000, sucedieron en la India, país que permite el aborto sin restricciones [17].

Tampoco en los países desarrollados, se puede encontrar una correlación entre la legislación sobre el aborto, y los índices de mortalidad materna. Rusia, con aborto irrestricto, tiene una tasa de mortalidad materna de 67 por 100.000 nacidos vivos. Por el contrario, Irlanda -donde el aborto es ilegal-, tiene una tasa de 5 por 100.000 nacidos vivos, que es de las más bajas del mundo. Dicha tasa es muy inferior a la de Gran Bretaña -13 por 100.000 nacidos vivos-, y a la de EE.UU. -17 por 100.000 nacidos vivos-, países sin restricciones al aborto y con altos estándares sanitarios [18].

En América Latina, Chile -país que prohíbe todo tipo de aborto-, tiene una tasa de 31 muertes maternas cada 100.000 nacidos vivos; sólo poco por debajo del Uruguay, con 27 muertes por 100.000 nacidos vivos. Por otra parte, los únicos países con aborto irrestricto son Cuba -33 muertes maternas cada 100.000 nacidos vivos- y Guyana -170 por 100.000 nacidos vivos-. Además, las mayores tasas de mortalidad materna las tienen Haití -680-, Bolivia -420-, y Perú -410-. Ahora bien, dichos países son también aquellos que ostentan los porcentajes más altos de atención no calificada de partos, a saber: en Haití el 76%, en Bolivia el 65% y en Perú el 59% de los partos, son atendidos por personal sin la debida cualificación [19].

5.c. La penalización del aborto disminuye tanto el número, como la tasa de mortalidad materna: En el número anterior analicé el caso de Polonia, único país que pasó de una legislación ampliamente permisiva del aborto, a su prohibición casi absoluta -excepto para el caso de riesgo para la vida de la madre-, a partir del año 1.993. Así Polonia pasó de un promedio de 135.000 abortos anuales -en la primera mitad de la década de los 80-, a poco más de 100 abortos por año, que es la cifra actual. Ahora bien, no sólo han disminuido los abortos, sino también el número y la tasa de muertes maternas, relacionadas con los homicidios prenatales. En efecto, en 1.990 -con aborto a petición-, murieron 70 mujeres como consecuencia de los mismos; y en 1.996, con aborto restringido, sólo perdieron la vida 21 gestantes por causa de aborto [20]. Paralela es la disminución de la tasa de mortalidad materna, la cual experimentó un descenso del 73,3%, pasando de 15 por 100.000 nacidos vivos en 1990; a 4 muertes maternas por 100.000 nacidos vivos, en el año 2000 [21].

6. Conclusiones: En síntesis, las estadísticas muestran empírica y consistentemente, los siguientes elementos:

1°) Hay una relación directa entre la despenalización y el aumento del número de abortos. A la vez, también se da la relación inversa; es decir que, frente a la penalización del aborto antes permitido, disminuye tanto el número como la tasa de abortos.

2°) No existe ningún aborto "seguro". En el aborto "legal", lo único seguro es que muere el hijo. Los riesgos para la salud física son grandes, y para la salud psíquica y espiritual de la gestante, son ineludibles.

3°) El aborto "legal" es tres veces más riesgoso que el parto.

4°) No hay correlación estadística entre la situación legal del aborto, y la tasa de muertes maternas.

5°) Penalizar el aborto hace disminuir, tanto la cantidad como la tasa de muertes maternas.

6°) La atención especializada del parto es esencial para disminuir la mortalidad materna.

Además de todo lo dicho, lo decisivo es que nadie tiene derecho, en ningún lugar y por ningún motivo, ni bajo ninguna circunstancia, a matar a ningún ser humano inocente. Lo contrario nos retrotrae a la barbarie de los pueblos paganos, o de las ideologías del siglo XX -marxismo, nazismo y relativismo pseudodemocrático-.

NOTAS:


[1] Artículo publicado en publicado en el Boletín de Bioética y Deontología Médica de la Asociación Guatemalteca de Bioética, abril de 2.007.
[2] "Abortion Stadistics: England and Wales", Año 2.004.
[3] Estadísticas oficiales del gobierno de los Estados Unidos de América.
[4] A finales de 1.996 el parlamento polaco aprobó una ley despenalizando completamente el aborto. A los pocos meses, dicha legislación fue anulada por la Corte Constitucional. Este hecho explica el incremento de abortos con relación a los años anteriores y posteriores.
[5] Información extraída del "World Population Monitoring", ONU, Año 2.004.
[6] Resulta extremadamente cruel hablar de aborto "seguro", cuando el hijo va a perder la vida, precisamente por ese procedimiento criminal. Esta terminología no es inocente, y expresa con claridad el grado de manipulación del lenguaje, que utiliza el lobby abortista en todo el mundo.
[7] Elam-Evans, L. et al., "Abortion Surveillance United States 2.000", Centers for Disease Control, Año 2.003.
[8] "Maternal mortality in 2000: Estimates developed". OMS, UNICEF y FNUAP, Año 2004.
[9] Gissler et al., "Pregnancy-associated mortality after birth, spontaneous abortion, or induced abortion in Finland, 1987-2000", American Journal of Obstetrics and Gynecology, 2004:422-427.
[10] Gissler et al., "Methods for identifying pregnancy-associated deaths: population based date form Finland 1987-2000", Pediatr. Perinat. Epidemiol., Noviembre 2004; 18(6): 448-455.
[11] Reardon DC, Ney PG, Scheuren FJ, Cougle JR, Coleman PK, Strahan T, "Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income woomen". South Medical Journal, Agosto 2002, 95(8):834-841.
[12] Gissler, Hemminki y Lonnqvist, "Suicides alter pregnancy in Finland, 1987-94: register linkage study". British Journal of Medicine 313:1431-4, 1996.
[13] "Mortalidad materna - Actualización 2004. El parto en buenas manos". FNUAP, Año 2.004.
[14] "Maternal Mortality: a Global Factbook". OMS, Año 1991.
[15] "The World health report 2005: make every mother and child count". OMS, Año 2005.
[16] "Making Motherhood Safer", Population Reference Boureau, Año 2.002.
[17] "Maternal mortality in 2000: Estimates developed". OMS, UNICEF y FNUAP, Año 2004.
[18] "Maternal mortality in 2000: Estimates developed". OMS, UNICEF y FNUAP, Año 2004.
[19] "Maternal mortality in 2000: Estimates developed". OMS, UNICEF y FNUAP, Año 2004.
[20] López López, Pablo, "El abortismo en Polonia ya ha sido abolido", pro manuscripto, Año 2.003.
[21] "World Population Monitoring 2002". Naciones Unidas (ONU), Año 2004.

Refutación del “argumento” del aborto legal y “seguro”




Adolfo J. Castañeda
Director de Programas Educativos
Vida Humana Internacional



Este artículo es un fragmento del capítulo 7 del libro del mismo autor, que se titula “La defensa del niño por nacer ante la ‘cultura’ de la muerte, y que se encuentra a la venta en las oficinas de Vida Humana Internacional (VHI) (305-260-0525, Miami, EEUU) o en el portal de VHI, http://www.vidahumana.org/, haciendo “click” en el botón azul que dice “Católogo” o visitando directamente el siguiente enlace: http://www.vidahumana.org/catalogo/catalogo.html.

¿En qué consiste el “argumento” del aborto legal y “seguro”?

Este “argumento” consiste en afirmar que es “necesario” legalizar el aborto, para que no mueran más mujeres por abortos clandestinos. Esta estrategia se encuentra en las afirmaciones abortistas de la OMS que hemos citado más arriba. Las siguientes dos observaciones respecto de esas afirmaciones esclarecen más aún los diferentes aspectos de esta malévola estrategia:
  • La primera observación acerca de lo que dice la OMS es que la difusión de anticonceptivos no impide el que ocurran abortos. Esta confesión de la OMS echa por la borda el falso y cínico argumento abortista de que es “necesario” difundir los anticonceptivos (sobre todo entre los jóvenes), para presuntamente “impedir” el aborto. En otras ocasiones ya hemos refutado esta trasnochada pretensión [1]. Además, en los capítulos 2 y 3 de esta misma obra demostramos hasta la saciedad que los anticonceptivos de mayor uso hoy en día son abortivos. Sin embargo, hay algo importante que observar aquí. De esta afirmación de la OMS se puede deducir que, en una primera instancia, toda iniciativa de “salud reproductiva” está diseñada, entre otras cosas, para difundir los anticonceptivos, lo cual es ya en sí una estrategia abortista, con la astuta (pero equivocada) presunción de que éstos van a “impedir” los abortos clandestinos, para luego promover la legalización del aborto quirúrgico. Ello nos conduce precisamente a la siguiente observación.
  • La segunda observación es que la OMS está diciendo que no es suficiente que una inciativa de “salud reproductiva” incluya la difusión de anticonceptivos, sino que eventualmente tiene que incluir también la legalización del aborto quirúrgico. ¿Por qué? Porque para la OMS, el aborto clandestino o ilegal es inseguro para la mujer; mientras que el aborto legal es “seguro” para ella. (A la OMS no le importa para nada el niño no nacido.) Como la difusión de anticonceptivos no asegura la eliminación de los abortos clandestinos (la primera observación que hicimos de lo que afirma la propia OMS), de ello se sigue, según la OMS, que de todas maneras hay que legalizar el aborto quirúrgico, para, presuntamente, hacerlo “seguro” para las mujeres. Esta es precisamente la segunda estrategia de la que estamos hablando aquí y que podemos llamar la estrategia (para nosotros el mito) del aborto legal y “seguro”.
Este falso y grotesco “argumento” lo hemos refutado muchas veces [2]. Sin embargo, conviene volver a hacerlo actualizando al mismo tiempo los datos acerca de ello. Y es que hay un componente fundamental de esta estrategia que todavía no habíamos mencionado. Cuando los abortistas utilizan este argumento estratégico inflan las cifras de muertes maternas por abortos ilegales, para entonces decir que es “necesario” legalizar el aborto. De esa manera los abortistas generar simpatizantes de la legalización del aborto y hacen que los defensores de la vida parezcan personas “crueles”.

Ya en el capítulo anterior habíamos destruido completamente la falacia que dice que el aborto legal es “seguro” para la mujer. Las cifras de muertes maternas causadas por abortos legales, las historias de horror de los centros de abortos legales en EEUU y las consecuencias psicológicas del aborto en la mujer que presentamos en ese capítulo, deberían ser suficientes para desbancar totalmente el mito del aborto legal y “seguro”. Sin embargo, como dijimos en el capítulo 2, cuando refutamos la otra falacia que negaba el efecto abortivo de la “anticoncepción de emergencia”, queremos ser totalmente rigurosos en nuestras refutaciones. Por consiguiente, en este capítulo, vamos una vez más a refutar esta estrategia. Utilizaremos para ello los datos aportados por Brian Clowes, PhD, en su libro The Facts of Life [3].

Sin embargo, antes de pasar a refutar estas exageraciones con algunos ejemplos, debemos dejar bien claro dos cosas:
  • Primero, es un hecho incuestionable, como ya lo demostramos fehacientemente en el capítulo anterior, que en cada aborto, legal o ilegal, muere violentamente un niño por nacer. Por consiguiente, la refutación del mito del aborto legal y “seguro” viene simplemente a reforzar el argumento de que la pretensión de legalizar el aborto para “salvaguardar” la salud y la vida de las mujeres es una falacia.

  • Segundo, una sola mujer que muera a causa de un aborto, sea éste legal o ilegal, ya es una tragedia. Por consiguiente, al refutar las cifras exageradas de muertes maternas por abortos ilegales, no estamos de ninguna manera trivializando el problema, sino solamente contribuyendo a la refutación de una falacia que, después de todo, es utilizada para legalizar el aborto y contribuir con ello a que más mujeres y niños mueran por esa causa.

¿Cómo podemos refutar las cifras exageradas de muertes maternas por abortos ilegales en el mundo?

Una de las cifras que los abortistas usan con frecuencia es la de 200.000 muertes maternas por abortos ilegales cada año en el mundo. El Instituto Worldwatch ha dado a conocer ese dato estadístico, que repiten prácticamente todos los grupos abortistas, especialmente la IPPF [4]. Pero, como veremos a continuación, esa cifra es una burda exageración.

Primero que todo, a veces los abortistas dicen que ese dato se obtuvo de los “registros hospitalarios”. Pero ello tendría que ser el resultado de una gigantesca tarea de recopilación a nivel internacional, y los abortistas nunca proporcionan la documentación original ni una verificación imparcial de esta cifra. De hecho, dicha prueba sería imposible, dada la calidad extremadamente rudimentaria de los censos y estadísticas hospitalarias en muchos países en vías de desarrollo [5].


Segundo, hay que establecer el número aproximado que más se acerque al real de muertes maternas por abortos ilegales en el mundo. Unos pocos cálculos sencillos darán un estimado bastante preciso:

  • Para empezar a calcular ese estimado, se deben establecer primero dos supuestos razonables sobre las tasas de mortalidad materna a causa del aborto. El primero de esos dos supuestos es la tasa anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos legales y el segundo es la tasa anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos ilegales. El Instituto Alan Guttmacher, que está vinculado a la asociación miembro de la IPPF/RHO en EEUU (Paternidad Planificada), calcula que actualmente la tasa anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos legales es de 0,6 muertes maternas por cada 100.000 abortos legales. Para realizar ese cálculo, el Instituto Alan Guttmacher asume que los abortos ilegales son 20 veces más peligrosos que los legales a nivel mundial. Según esa suposición, la tasa anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos ilegales es de 12 muertes maternas por cada 100.000 abortos ilegales.
  • Ahora bien, para calcular el número total anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos legales y el número total anual a nivel mundial de muertes maternas por abortos ilegales, debemos tener un estimado del número total anual a nivel mundial de abortos legales y un estimado del número total anual a nivel mundial de abortos ilegales. Según los cálculos del Instituto Alan Guttmacher, cada año se practican un total a nivel mundial de 26 a 31 millones de abortos legales, y un total a nivel mundial de 10 a 22 millones de abortos ilegales.
  • Las estadísticas anteriores nos llevan a la conclusión de que cada año mueren un máximo de 2.640 mujeres a causa de abortos ilegales en el mundo. Recuerde el lector que estas cifras se calculan con las estadísticas proaborto, por lo que son inmunes a cualquier acusación de parcialidad provida. Esto significa que la cifra de 200.000 muertes maternas anuales por aborto ilegales que usan los abortistas ¡es una exageración de un 7.500%! [6].

¿También en EEUU los abortistas exageraron las cifras de muertes maternas por abortos ilegales?

Antes de 1973, el año en que fue legalizado el aborto en todo EEUU, los abortistas comenzaron a utilizar precisamente la táctica del aborto legal y “seguro”, que luego han ido difundiendo por todo el mundo, incluyendo América Latina:

  • Antes de 1973, los abortistas en EEUU decían falsamente que cada año morían entre 5.000 y 10.000 mujeres por abortos ilegales, cuando en realidad la cifra promedio en los años 60 de dichas muertes fue de 90 a 150. Ese estimado viene de fuentes abortistas y del gobierno de EEUU. Es decir, no es una cifra “amañada” por el movimiento provida. Ciertamente esas muertes maternas constituyen una tragedia. Pero el punto es que los abortistas habían inflado las cifras de muertes maternas por abortos ilegales por un factor de ¡por lo menos 33 veces! [7].
  • Además, como ya hemos señalado en el capítulo anterior, hoy en día mueren por lo menos 100 mujeres al año por abortos legales en EEUU, a pesar de que las leyes favorecen más al negocio del aborto que a la salud de las mujeres, como ya también explicamos [8]. De manera que la legalización del aborto no ha ayudado para nada a la salud femenina en EEUU, sin tener en cuenta el insoslayable hecho de que en cada aborto, legal o ilegal, muere violentamente una inocente criatura que no ha nacido todavía.
  • Sin embargo, los abortistas en EEUU siguen insistiendo en que el aborto legal y “seguro” contribuye a una mejor salud materna, principalmente porque se eliminan los peligros de los abortos ilegales. Para apoyar esta declaración, señalan que la tasa de mortalidad materna en EEUU después de legalizar el aborto es menor que antes de que se legalizara. La IPPF repite este argumento varias veces en su documento Visión Año 2000 como justificación para legalizar el aborto a nivel mundial [9].



Esa es una típica verdad a medias de los abortistas. Las tasas de mortalidad materna después de legalizar el aborto en EEUU y en otros países realmente son menores que antes, pero el aborto tiene poco o nada que ver con el cambio, que siempre es resultado de factores más significativos. Es importante resaltar que el descenso más significativo en la tasa de mortalidad materna ocurrió antes de la legalización del aborto en 1973:

  • La tasa de mortalidad materna en EEUU (que incluye todas las muertes por abortos, nacimientos y embarazos ectópicos) fue de 37,1 por cada 100.000 nacimientos vivos en 1960. La tasa fue de 16,4 por cada 100.000 nacimientos vivos en 1973, el año de la legalización nacional del aborto en EEUU. Ello significa que el descenso promedio anual de la tasa de mortalidad materna antes de legalizar totalmente el aborto (entre 1960 y 1973) fue de 1,59 por cada 100.000 nacimientos vivos. Este descenso se mantuvo casi constante incluso después de que los primeros estados legalizaran el aborto durante el período de 1967 a 1969 [10].

  • Ahora bien, en 1978, la tasa de mortalidad materna fue de 9,6 por cada 100.000 nacimientos vivos. Ello significa que el descenso promedio anual de la tasa de mortalidad materna después de la legalización del aborto (durante el período 1973-1978) fue de 1,36 por cada 100.000 nacimientos vivos, inferior al descenso promedio anual antes de la legalización del aborto. En 1993, la tasa de muertes maternas comenzó a nivelarse a 7,5 muertes maternas por cada 100.000 nacimientos vivos, a medida que llegaba a su nivel más bajo, aunque recientemente la tasa de muertes maternas por cada 100.000 nacimientos vivos ha empezado a subir de nuevo a pesar de la facilidad para tener acceso al aborto legal [10].
  • En todo caso, la tendencia constante, en general, de la tasa de mortalidad materna a descender refleja los avances en todos los campos de la medicina. La introducción de métodos abortivos, tanto legales como ilegales, que presentan menos riesgos para la madre tienen un impacto despreciable en el dicho descenso [10]. Respecto de ello, el Dr. Bernard Nathanson, ex abortista convertido en provida, que en el pasado había difundido cifras exageradas de muertes maternas por aborto ilegal en EEUU, ha afirmado: “De hecho, la reducción de la mortalidad materna se ha debido en gran parte, si no totalmente, a los avances en las técnicas de anestesia; al desarrollo de antibióticos nuevos y más potentes; a la aparición del ultrasonido en tiempo real; a grandes progresos en la tecnología de laboratorios con un mayor conocimiento de los mecanismos de las enfermedades infecciosas; a técnicas de transfusión más sofisticadas y, quizás lo más importante, a un nivel más alto y más estandarizado de formación de enfermeras, estudiantes de medicina y médicos residentes en obstetricia y ginecología” [11].

Pero ello no es todo. Ahora viene un dato muy importante. Cuando un país comete el gravísimo error de legalizar el aborto, el número de abortos tiende a aumentar tremendamente, hasta estabilizarse en una cifra muy superior a la de los abortos ilegales antes de la legalización de éstos. Ese es precisamente el caso de EEUU:

  • En ese país se practican actualmente cerca de 1,4 millones de abortos legales al año. Desde 1980, el número de abortos legales al año se ha estabilizado en esa cifra. Recordemos que el aborto fue legalizado en EEUU en 1973, aunque en realidad algunos estados ya habían legalizado el aborto antes de ese año [12].
  • Ahora bien, antes de 1973, en EEUU se practicaban un promedio de 150.000 abortos al año. De nuevo, ese estimado también proviene de fuentes abortistas y gubernamentales y no del movimiento provida [7].
  • Esas cifras indican que desde que en EEUU se legalizó el aborto, el número de abortos practicados al año ha aumentado casi 10 veces. Si ello ocurre en un país “desarrollado” como EEUU, ¿cómo no va a ocurrir en en otros países del mundo si llegan a cometer el mismo error?

¿Ha habido algún país del mundo donde se ha ilegalizado el aborto y luego haya bajado el número de muertes maternas?

El caso de Polonia, un país de 40 millones de personas, desbanca totalmente el mito del aborto legal y “seguro”:
En 1990, cuando el aborto todavía era legal en Polonia, morían entre 160 mil y 180 mil bebés no nacidos al año a causa de este crimen.


  • En 1993, se aprobó una ley prohibiendo el aborto, que había sido legal en ese país durante 44 años bajo el régimen ruso.

  • La prensa y la ONU protestaron y dijeron que esa ley contraria al aborto causaría un aumento del aborto clandestino, con más riesgos para la madre.

No podían estar más equivocados:


  • Para 1999, el número de abortos descendió a 250.
  • El número de mujeres hospitalizadas por pérdidas bajó de 59,454 a 44,185.
  • El número total de complicaciones por embarazos y nacimientos descendió de 178 a 144 por cada 10,000 mujeres.
  • De 1995 a 1999, ninguna mujer murió a causa del aborto.
  • Los bebés prematuros nacen a menudo de mujeres que han abortado anteriormente y mueren con más frecuencia. En los últimos 10 años el número de esas muertes neonatales ha disminuido de 19 a 9.6 [13].

    El mundo entero, y en paticular América Latina, debería tomar nota.

¿También en América Latina los abortistas han exagerado las cifras de muertes maternas por abortos ilegales?

En varios países de América Latina, los abortistas han llegado al extremo de dar a conocer cifras de muertes maternas debidas a abortos ilegales que son más altas que el número total de muertes de todas las mujeres en edad fértil por cualquier causa. No tenemos el espacio para dar los datos que cada país. Nos limitaremos a tres ejemplos.


  • BEMFAM, la asociación brasileña de la IPPF/RHO, ha dicho que anualmente mueren 400.000 mujeres por aborto ilegal en el Brasil. Sin embargo, las cifras del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) han demostrado que en 1980 murieron 55,066 mujeres brasileñas entre 14 y 50 años por cualquier causa. Las cifras del IBGE fueron confirmadas por las estadísticas de la propia OMS, que muestran que en 1986 murieron 41.685 mujeres brasileñas entre 15 y 41 años, y, de éstas, 241 murieron por complicaciones de abortos, tanto legales como ilegales. Esto significa que BEMFAM aumentó el número real de muertes por abortos ilegales en el Brasil ¡en un 166.000%! [14].
  • El 28 de junio del 2000, en un artículo publicado en el diario mexicano El Excelsior, se afirmó que en México se registraban cerca de 1,7 millones de abortos al año, tanto espontáneos como provocados (ilegales); de ese total, aproximadamente el 50% eran espontáneos y el 50% provocados. También se dijo que, según estimados de la OMS, por cada 100.000 abortos ilegales en el mundo, se registran 1.000 muertes maternas.
    Si tomáramos en cuenta esas cifras, en México habría aproximadamente 850.000 abortos ilegales al año, lo que según el estimado de la OMS, provocaría la muerte de 8.500 mujeres cada año. Ahora bien, según las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) de México, el número total de muertes maternas al año es de 1.454, de las cuales 116 son atribuidas al aborto. Si como dijo el artículo de El Excelsior, el 50% de esos abortos son provocados (ilegales), entonces el número total de muertes maternas por abortos ilegales al año en México es de 58. El factor de exageración del artículo de El Excelsior es aproximadamente de: ¡147 veces! [15]
  • El 26 de febrero del 2006, en un artículo publicado en el diario La Razón, de Bolivia, y titulado “La lucha contra el aborto”, se afirma lo siguiente: “El aborto determina también que cada año mueran en el país 6.000 mujeres, entre 15 y 35 años de edad, debido a las complicaciones de esta práctica ilegal”. En ese mismo diario y ese mismo día se publicó otro artículo, titulado “Los hospitales deben atender los abortos mal realizados”, en el cual se afirma lo siguiente: “Según el Programa Nacional de Salud Sexual (PNSS), se estima que en Bolivia se practican alrededor de 115 abortos por día, vale decir que al año son entre 40 mil y 50 mil”. Luego, en ese mismo artículo, también se afirma lo siguiente: “Un documento de Católicas por el Derecho a Decidir menciona a la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Bolivia para informar que este órgano colegiado calcula una tasa de 60 muertes por cada 10.000 abortos”. Las afirmaciones de estos dos artículos se contradicen mutuamente respecto del número de muertes maternas anuales en Bolivia por concepto de abortos clandestinos. Si tomamos como promedio anual la cifra media de 45.000 abortos clandestinos en Bolivia y le aplicamos la tasa de 60 muertes maternas por cada 10.000 de estos abortos, tenemos la siguiente proporción: 60 muertes maternas / 10.000 abortos ilegales = X / 45.000 abortos ilgales al año, donde X = número total de muertes maternas por abortos ilegales al año en Bolivia. Si resolvemos por X, el resultado es X = 270 muertes maternas al año por abortos ilegales en Bolivia. Esta cifra de 270 muertes maternas del segundo artículo está en abierta y flagrante contradicción con la cifra de 6.000 muertes maternas al año por abortos ilegales en Bolivia que menciona el primer artículo. El factor de exageración de la cifra de 6.000 muertes con respecto a la de 270 es aproximadamente de ¡22 veces! [16]


    Resumiendo, el argumento del aborto legal y “seguro” es un mito sin fundamento alguno. Lo único de seguro que tiene el aborto, legal o ilegal, es que mata a un niño por nacer y destroza el alma de su madre.

Notas:

[1]. Cf. en el portal de Vida Humana Internacional http://www.vidahumana.org/, la sección, totalmente documentada, “Conexión entre la anticoncepción y el aborto”, http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/conexion.html.
[2]. Cf. en el portal de Vida Humana Internacional http://www.vidahumana.org/, la sección, totalmente documentada, “¿Legalizar el aborto para impedir las muertes maternas?, http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/enganos.html.
[3]. Cf. Brian Clowes, PhD, The Facts of Life, 2nda edición, Front Royal, VA, EEUU: Human Life International, 2001, págs. 18-21. Todas las fuentes que vamos a citar a continuación han sido citadas en esas páginas.
[4]. Jodi L. Jacobson. “Coming to Grips With Abortion” págs. 114-131, en el State of the World 1991 Report del Instituto Worldwatch. W.W Norton Publishers, Londres, 1991. También emitida como Worldwatch Paper # 97, The Global Politics of Abortion.
El Fund for the Feminist Majority afirmó que “El aborto ilegal mata a una mujer cada 3 minutos a nivel mundial” en el encabezado del aviso publicitario para su vídeo de propaganda “Abortion for Survival”, julio/agosto 1989, Ms. Magazine, p. 47. 1989 Planned Parenthood Federation of America, “The Bush Administration: Dragging US Back to the Back Alley”. International Planned Parenthood Federation, Western Hemisphere Region, Inc. Annual Report, 1989. Nueva York: PPFA, 1989, págs 2-3.
[5]. February 6, 1989 Planned Parenthood Federation of America advertisement in the New York Times “How Can You Explain That Her Mother Died of Politics?”.
[6]. Stanley K. Henshaw. “Induced Abortion: A Worldwide View, 1990”, Family Planning Perspectives, marzo-abril de 1990, págs. 76-89. Fuente citada en Clowes, págs. 19-20. La revista Family Planning Perspectives es publicada por el abortista Instituto Alan Guttmacher.
[7]. Bernard Natanson, MD, Aborting America, Doubleday, 1979, p. 193; Marian Faux, Roe v. Wade: The Untold Story of the Landmark Supreme Court Decision That Made Abortion Legal, MacMillan Publishers, 1990, p. 370; Malcom Potts, Peter Diggory y John Peel, Abortion, Cambridge University Press, 1970; Christopher Tietze, MD, Induced Abortion: A World View, 1983, New York: The Population Council, 1983; Matthew J. Bulfin, MD, “Deaths and Near Deaths with Legal Abortions”. Presentado ante el American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) Convention at Disney World, Florida, 28 de octubre de 1975. Fuentes citadas en Clowes, págs. 16-17.
[8]. Cf. Clowes, p. 22.
[9]. Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF). Visión Año 2000, http://www.ippf.org/about/v2000_esp.htm.
[10]. U.S. Bureau of Commerece, Department of the Census. National Data Book and Guide to Sources, Statistical Abstract of the United States 1999. Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Table 133, “Infant, Maternal, and Neonatal Mortality Rates and Fetal Mortality Rates, by Race: 1980 to 1997.”
[11]. Bernard N. Nathanson, M.D, FACOG. “A Pro-Life Medical Response to ACOG, enero 1990: Publicación: “Public Health Policy Implications of Abortion” presentada por William F. Colliton, M.D, et al. American Life League, 1990.
[12] Stanley K. Henshaw, “Abortion Incidence and Services in the United States, 1995-1996”, Family Planning Perspectives, noviembre-diciembre de 1998, págs. 263-270, Tabla 1 (cifras de 1973 a 1996); Centers for Disease Control and Prevention, Surveillance Summaries, 4 de septiembre de 1992 (cifras de 1970 a 1972). Fuentes citadas en Clowes, p. 333.
[13]. “Poland -- No Underground Abortions,” Life Issues Institute, Inc., International Right to Life Federation, Inc., Vol. 11, No. 3, mayo/junio del 2000, http://www.lifeissues.org/international/v11no3.html. Información enviada por María Eva Serrano, Delegada Comité Provida, A.C., Hermosillo, Sonora, México. Noticias Globales. Año III. Número 265, 86/00. Gacetilla nº 379; Buenos Aires, 2 de diciembre 2000. http://pagina.de/noticiasglobales; http://wwwpuertovida.com/noticiasglobales. Noticias Globales 86/00, Buenos Aires, 2 de diciembre 2000. Editor: Pbro. Dr. Juan Claudio Sanahuja. E-mail: jcs@arnet.com.ar. Tel/Fax: (54-11)-4813-5320; (54-11)-4811-1678.
[14]. Cf. Carta del 30 de diciembre de 1991 del Dr. Geraldo Hideu Osanai, Presidente, Associaçao Pro-Vida Da Brasilia a Andrew M. Nibley y Thomas D. Thompson de la Agencia Reuters en la ciudad de Nueva York.
[15]. Cf. Amalia Escobar, “Regulan abortos a sonorenses”, El Excelsior, 28 de junio del 2000, p. 24-B. Fuente citada en María Eva Serrano, “México: Falsas cifras sobre número de abortos”, Noticias mundiales de Vida Humana Internacional, http://www.vidahumana.org/news/mexico-mentiras_dec00.html. María Eva Serrano es la que realizó el análisis que hemos citado.
[16]. “La lucha contra el aborto” y “Los hospitales deben atender los abortos mal realizados”, La Razón, 26 de febrero del 2006. Recuérdese que Católicas por el Derecho a Decidir es un grupo abortista.

Declaración de Méjico 2007




DECLARACION DE MEXICO 2007




3er. CONGRESO INTERNACIONAL PRO-VIDA





Los representantes de organizaciones nacionales e internacionales, defensoras de la vida, la familia y la dignidad humanas, provenientes de diferentes partes del mundo, reunidos en México del 23 al 25 de Marzo del 2007, en el 3er. Congreso Internacional Provida (CIP), en continuidad con los CIP, realizados en Madrid y en Lima, los años 2003 y 2005 respectivamente, nos dirigimos a:

TODOS LOS GOBERNANTES, PODERES DEL ESTADO, LÍDERES POLÍTICOS, MIEMBROS DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL, INSTITUCIONES DE SALUD, INSTITUCIONES QUE TRABAJAN POR LA FAMILIA Y LA EDUCACIÓN, Y MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN, (TODOS ELLOS) RESPONSABLES DE DEFENDER LOS DERECHOS HUMANOS Y A HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD.

CONVENCIDOS QUE:

1. La dignidad del ser humano, desde el momento de la concepción/fecundación y hasta la muerte natural debe ser promovida tal como se establece en la, Declaración Universal de los Derechos Humanos (Diciembre, 1948), la cual inicia afirmando que “EL FUNDAMENTO DE LA LIBERTAD, LA JUSTICIA Y LA PAZ EN EL MUNDO CONSISTE EN EL RECONOCIMIENTO DE LA DIGNIDAD DE TODOS LOS SERES QUE PERTENECEN A LA FAMILIA HUMANA Y EN SU IGUALDAD Y DERECHOS INALIENABLES”, así como en la Declaración sobre los Derechos de los niños y las niñas de las Naciones Unidas.

2. De este principio de igualdad se desprende que la dignidad del ser humano nos hace trascendentes del ámbito material y que este alto valor no admite graduaciones. Implica que el ser humano es siempre un fin en sí mismo y nunca un medio, es siempre un sujeto de derechos y no un objeto, siempre una persona y nunca una cosa.

3. El primer derecho humano fundamental es el derecho a la vida, sin ningún tipo de discriminación por sexo, edad, raza, credo, situación socio-económica, estado de salud o cualquier otra condición.

4. Por tanto, todo ser humano debe ser protegido y respetado, desde el momento de la concepción/fecundación, esto es el momento en que científicamente comienza la vida humana, la cual seguirá un proceso de desarrollo –continuo, individual y autónomo– dentro y fuera del útero, tal y como lo reconoce la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

5. Por ello, la dignidad del ser humano desde el momento de la concepción/fecundación y hasta su muerte natural debe ser salvaguardada mediante leyes fundamentadas en estos principios básicos, emanados de dicha dignidad, como lo son: la unidad en la totalidad, el derecho a no ser usado como un objeto, la inviolabilidad, la fidelidad, la solidaridad y el derecho a recibir cuidados y atención médica de calidad.

6. La familia basada en el matrimonio de varón y mujer, monogámico, indisoluble y abierto a la vida, es el espacio natural para que se engendre, ame y eduque todo ser humano.

A ELLOS LES EXIGIMOS QUE SE OBLIGUEN A:

1.- Respetar y hacer respetar toda vida humana, desde la concepción/fecundación y hasta su muerte natural. El ser humano debe ser tratado como persona, desde el momento inicial de su existencia.

2.- Eliminar toda práctica abortiva, eugenésica, eutanásica, mutilante, de procreación artificial, de crioconservación o comercio de embriones, fetos y gametos. Así como cualquier tipo de manipulación, desmantelamiento, rediseño, recomposición y/o experimentación genética o biológica de seres humanos.

3.- Aprobar leyes y generar las condiciones económicas, sociales y culturales a fin de garantizar la estabilidad del vínculo matrimonial y la procreación de los hijos dentro de éste.

4.- Respetar y promulgar leyes que salvaguarden el derecho fundamental a la objeción de conciencia, tanto a nivel institucional como a nivel personal.

5.- Respetar el hecho de que se nace hombre o mujer y de que la identidad y comportamiento propio de cada sexo está biológicamente determinado.

6.- Reconocer que la naturaleza biológica del ser hombre o mujer no es producto de alguna construcción social, pues la naturaleza personal también incluye la realidad biológica.

7.- Promover soluciones humanas y solidarias que siempre respeten y afirmen la vida, para las necesidades de mujeres y varones, tales como:

  • Embarazo adolescente y enfermedades de transmisión sexual: promover y financiar programas que fomente la abstinencia antes del matrimonio, y la fidelidad dentro de él.

  • Proveer a los seres humanos en las etapas iniciales de su vida intrauterina y a sus madres las condiciones físicas, emocionales, ambientales, sociales, institucionales y jurídicas para que tengan una gestación y un parto dignos y saludables.

  • Crear leyes que velen por la dignidad de los embriones crioconservados y los protejan de todo comercio, manipulación y experimentación.

  • Establecer programas educativos que proporcionen información integral, científica y veraz sobre el origen y desarrollo de la vida humana.

  • Atención terapéutica: entendida como la protección y el tratamiento necesarios para el mantenimiento de la salud. La responsabilidad terapéutica implica la licitud de la atención médica en la fase prenatal y la obligación de estos cuidados cuando son ordinarios y proporcionados en relación con los efectos secundarios . Toda intervención debe ser curativa y no perjudicar la salud del embrión exponiéndolo a riesgos desproporcionados. Toda intervención médica o de diagnóstico debe respetar la dignidad personal del embrión y ser benéfica para él.

  • Impedir cualquier daño o modificación sobre el embrión, ya sea genética o sobre su integridad biológica, que no tenga por objetivo directo salvar su vida o curarlo de alguna enfermedad. Este daño o modificación no será válido aún cuando se pretenda el bien de otros.

  • No simular o disfrazar como anticonceptivos, drogas o dispositivos que en realidad tienen efectos abortivos con el fin de que la sociedad acepte su uso. Tal es el caso de la llamada “anticoncepción de emergencia”, el Dispositivo Intrauterino y la pastilla RU486.

  • Establecer y financiar instituciones de salud con todos los recursos de que dispone el avance científico para atender embarazos de alto riesgo y facilitar el acceso oportuno, en todas las instituciones de salud pública, a todas aquellas mujeres que requieren esta atención especial.

  • Brindar el apoyo médico, económico, psicológico, social y cultural a las personas con capacidades diferentes y a sus padres a fin de promover su desarrollo integral y su plena inserción en la sociedad.

  • Desarrollar y utilizar aquellas terapias éticas y humanas que permitan la prevención, diagnóstico y cura de enfermedades prenatales, perinatales y neonatales.

  • Proveer el marco jurídico necesario que impida el uso de técnicas de procreación artificial contrarias a la dignidad del ser humano: fisión gemelar, clonación, partenogénesis, la implantación y gestación de embriones en úteros de alquiler, traspasar los límites de edad reproductiva de la mujer, generación de embriones “supernumerarios”, ya que hoy no existe o es deficiente.

  • Promover y proteger mediante leyes claras y precisas el recurso de adopción para matrimonios con la capacidad de brindar una educación integral a niños sin padres, lo cual permita a su vez subsanar su imposibilidad para procrear hijos biológicos.

  • Establecer sanciones jurídicas y fiscales tales como la inhabilitación para recibir recursos públicos o privados para aquellas instituciones o centros que estén conectados con actividades ilícitas de investigación o experimentación en contra de seres humanos. Incluso si alguno de sus miembros está implicado en ello, la institución debe asumir su responsabilidad por esto.

  • Propiciar que las instituciones adopten protocolos de transparencia, regular las actividades médicas y de investigación, incluyendo la obligación de aprobar evaluaciones éticas (públicas), establecer un régimen serio de autorizaciones administrativas y de control, establecer sanciones en aquellos casos de falta de cumplimiento de los protocolos o colaboración por parte de las instituciones.

  • Circunscribir la investigación e implementación de terapias celulares al uso de células totipotenciales provenientes del cordón umbilical, la placenta, el líquido amniótico o tejidos adultos y aquellas fuentes descubiertas o por descubrir que no conlleven la producción, uso o destrucción de seres humanos.


NOSOTROS NOS COMPROMETEMOS A:

1.- Estar atentos, acompañar, proponer y servir de manera permanente a las instituciones del Estado, para la implementación de políticas que salvaguarden el derecho a la vida y respeto a la dignidad humanas. Denunciar públicamente a quienes violen este derecho fundamental.


2.- Crear organismos nacionales e internacionales de monitoreo a: partidos y dirigentes políticos, organizaciones de la sociedad civil, medios masivos de comunicación y a quienes los financian, como paso previo para informar y documentar a la población, de modo que le permita iniciar las acciones judiciales, sociales y políticas pertinentes.


3.- Promover y crear instituciones de bien público que den prioridad, entre otras, las siguientes acciones:


  • Presentación de proyectos normativos que promuevan la vida, la dignidad humana, el matrimonio y la familia.

  • Difusión de métodos naturales sobre la fertilidad humana.

  • Difusión de un enfoque humanista de la sexualidad basado en una educación en virtudes y para el amor.

  • Multiplicación de centros de ayuda para la mujer.

  • Creación de centros de orientación familiar.

  • Tratamiento humanitario del síndrome post-aborto.

  • Apoyo a las familias, para la atención prioritaria de la niñez en situación vulnerable.

  • Promover la adopción como opción digna para los niños por nacer, para las madres en situación de embarazo inesperado y para los matrimonios sin posibilidad de procrear hijos biológicos.

  • Crear propuestas jurídicas para cada país de Iberoamérica que impidan la experimentación, manipulación y comercialización de embriones humanos.

  • Estudios interdisciplinarios que generen una bioética del ser humano.

  • Capacitación dirigida a padres de familia, para la adquisición de hábitos saludables de higiene, alimentación, estimulación temprana y otras, durante el embarazo y la crianza de los hijos.

Firmantes:

Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay,


En México, a los veinticinco días del mes de Marzo del 2007

Polonia: “La familia: lugar de vocación” - encuentro anual del servicio europeo para las vocaciones




Zagreb (Croacia) 23/6/07- Del 28 al 1 de julio tuvo lugar en Zagreb (Croacia), el encuentro anual 2007 del European Vocations Service (EVS), organización que congrega los responsables nacionales de las vocaciones de las 34 Conferencias episcopales de Europa.






La preparación del encuentro fue coordinada por el Obispo auxiliar de Lezno (Polonia), Mons. Wojciech Polach, Presidente del SEV y Obispo delegado del CCEE para las vocaciones, y del actual Coordinador, padre Jean-Pierre Leroy, responsable de la Oficina para las vocaciones de la Conferencia episcopal belga.


El tema elegido para el encuentro de este año es “La familia: lugar de vocación” y saca a la luz el rol y la responsabilidad que la familia, como primera comunidad cristiana de base, tiene en el nacimiento y maduración de cada vocación cristiana.

EEUU: Michael Glatze, famoso activista gay, deja la homosexualidad y cuenta su testimonio



(FORUMLIBERTAS.COM) 06/07/07 - El antiguo editor de "Young Gay America" anima a otros a dejar un estilo de vida que, dice, es "por su misma naturaleza pornográfico"



Cuando tenía veintipocos años Michael Glatze ya era el editor de la revista Young Gay America, con bastante éxito en su "sector". Pero aquello quedó atrás.


En un testimonio que ha publicado WorldNetDaily, Glatze cuenta públicamente cómo ha cambiado. Explica su viaje por el estilo de vida homosexual y recomienda a los demás, especialmente a los jóvenes, que eviten pasar por lo que él ha pasado.


"La homosexualidad, ejercida en mentes jóvenes, es por su misma naturaleza pornográfica. Destruye mentes impresionables y confunde su sexualidad cuando ésta se está desarrollando. No me di cuenta de todo esto hasta que tuve 30 años", escribe Glatze.

Después de años en primera fila del movimiento gay, Glatze empezó a dudar de por dónde iba su vida. Sus dudas aumentaron repasando un vídeo de una intervención que hizo en un debate público, en el que él salía como "experto" del bando pro-homosexualismo.


"No sabía a quién acudir con mis dudas... y me giré hacia Dios", explica. A raíz de una enfermedad previa -relacionada con su forma de vida-, hacía un tiempo que ya había establecido una relación con Dios.


"Vi claro, a medida que pensaba el tema, y lo rezaba, que la homosexualidad nos impide encontrar nuestro auténtico yo interior. No podemos ver la verdad cuando estamos cegados por la homosexualidad", escribe.


"Creemos, bajo la influencia de la homosexualidad, que la lujuria no sólo es aceptable, sino una virtud", apunta.


Desde ese momento empezó a llamar a sus deseos homosexuales por su nombre: lujuria. Y buscó centrarse en su yo más verdadero para empezar un proceso largo de sanación.

Cuba: Gobierno quiere que la adopción sea un "derecho" de las uniones homosexuales



El Partido Comunista de Cuba (PCC) ha recibido una iniciativa para reformar el Código de Familia y otorgar a las parejas homosexuales "derechos plenos", como la adopción de menores, permitir las operaciones de cambio de sexo y de identidad para transexuales, y a largo plazo, la legalización de las uniones homosexuales.

Análisis Digital - 02/07/07 El anuncio lo hizo la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro Espín, durante el 5º Congreso Internacional Cultura y Desarrollo que se realizó en La Habana con el tema "Defensa de la diversidad cultural".


"Consideramos que debemos ponernos de acuerdo en que en el Código de Familia entra un artículo de identidad de género y orientación sexual para el derecho a la libre orientación sexual e identidad de género", afirmó la directora de Cenesex, quien es la hija del Presidente interino, Raúl Castro.

Castro dijo que la iniciativa primero debe ser aprobada por el Buró del PCC para pasar luego a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento). Sin embargo, adelantó que ya han gestionado ante el Ministerio de Salud Pública trámites para que tres parejas de lesbianas puedan recibir el servicio de reproducción asistida; ello teniendo en cuenta que una de las modificaciones en el Código será permitir a este tipo de parejas la adopción de menores.

España: El Foro español de familia aceptará "educación para ciudadanía" si se retiran contenidos de ideología de género y ética civil



El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, aseguró que los detractores de la asignatura 'Educación para la Ciudadanía' se quedarían "tranquilos" si los decretos publicados en el Boletín Oficial del Estado se ajustaran a la enseñanza de la Constitución Española y los Derechos Humanos y se retiraran los contenidos relativos a la "ideología de género" Análisis


Digital - 06/07/07 Benigno Blanco realizó estas precisiones en un debate sobre la asignatura que tuvo como ponentes, además, al diputado regional del PP, José Antonio Cagigas, que se mostró también en contra de esta asignatura por considerarla "innecesaria", al secretario general de Educación del Ministerio de Educación y Ciencia, Alejandro Tiana, y al catedrático de Filosofía del Derecho Gregorio Peces-Barba, a favor de 'Educación para la Ciudadanía' por considerarla necesaria para la formación de "la ética pública" de los escolares.

Abierto al público y moderado por el director de RNE en Cantabria, Jaime Aja, el debate se produjo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, que se recupera así como foro "en el que se debatía intensamente", explicó, "con carácter de continuidad" y con la intención de tratar "los temas que más interesen", añadió el rector, Salvador Ordóñez.

Peces-Barba pidió que los detractores de la asignatura realicen la "distinción entre lo que es ética pública y privada" para llegar a la conclusión de que la asignatura que empezará a impartirse este curso hace referencia a la primera de ellas, basándose en lo valores constitucionales y de respeto a los derechos humanos.

La India: El aborto de niñas, «crimen contra la humanidad»



Según el arzobispo de Bombay



ROMA, 25 junio 2007 (ZENIT.org).- El arzobispo Oswald Gracias de Bombay, que es también presidente de la Conferencia Episcopal de la India de rito latino, la lanzado un llamamiento a la sociedad a favor de la protección de la vida humana y, sobre todo, para poner fin al aborto selectivo de niñas.


En unas declaraciones realizadas ayer para la asociación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), calificó esta práctica tan extendida en India de “crimen contra la humanidad”.


En muchas familias indias las niñas no son bienvenidas, explicó, pues muchos padres lo que quieren es tener hijos varones. La medicina moderna les permite conocer el sexo del bebé antes de nacer y, por t anto, eliminar de forma deliberada por medio del aborto a las niñas.

El arzobispo señaló que la Iglesia católica ha recordado públicamente a estos niños asesinados en el vientre de sus madres como advertencia para futuras generaciones.

El prelado considera que la Iglesia debe trabajar más estrechamente con las demás religiones «para dirigir la atención de la sociedad hacia el mal del aborto».

Según él, la Iglesia india ejerce cierta influencia en el ámbito de la protección de la vida, y añade que los círculos intelectuales hindúes también están empezando a reconocer el valor de la vida.

Brasil: La promoción del aborto se disfraza de salud pública



Alerta la jurista Maria Dolly GuimarãesBRASILIA, 3 julio 2007 (ZENIT.org).- La promoción de la legalización del aborto por parte del gobierno de Brasil, donde se puede practicar en caso de violación y riesgos para la gestante, se ha lanzado a la sociedad como una cuestión de salud pública, pero es falso que sea tal, denuncia una experta.




Según datos empleados por el ministro de Salud brasileño, José Gomes Temporão, en el marco de un encuentro con la prensa, el número de abortos clandestinos en el país fue, en 2005, de 1,040 millones.


En recientes declaraciones al diario Folha de S. Paulo, el titular de la cartera sanitaria afirmó que la cuestión del aborto «es un debate que entra en el terreno de la religión, de la filosofía, de la moral, permanece como algo abstracto». «Pero no trabajo con abstracciones, trabajo con las 170 mujeres que murieron en 2005, cuarta causa de muerte materna», añadió.


Abogada experta en Familia y Derecho canónico matrimonial, así como presidente de la Federación Paulista de los Movimientos de Defensa de la Vida, Maria Dolly Guimarães advierte de que la disminución de la mortalidad materna no depende de la legalización del aborto, sino de la asistencia sanitaria en el período pre-natal, del parto y del post-parto.


«Los países con una buena asistencia sanitaria tienen una mortalidad materna reducida, mientras que los países que no la tienen registran elevados valores en esta tasa», observa.


En Brasil «mueren más mujeres al año (unas 3.000) por contacto con plantas y/o animales venenosos que por abortos, y hasta ahora ésta no es una cuestión de salud pública», informa.